Que no te asusten sus 1.500 gramos de peso, ni tampoco su listado con 200 recetas entre entrantes, carnes, pescados, un apartado vegetariano, postres y bebidas. Que tampoco te asusten sus más de 400 páginas, porque Larousse cuando publica, lo hace con intención, determinación y propósito, y el de ‘La cocina sin bla, bla, bla’ no es precisamente el de intimidarte, si no el de ayudarte en la cocina.

Y es que todos llevamos una vida trepidante, intensa, con millones de cosas que hacer: trabajo, ocio, casa, hijos y demás acólitos. Cada uno con sus ocupaciones sean éstas cualesquiera que sean, pero siempre con un elemento en común: nos impiden emplear mucho tiempo en la cocina, ya sea consiguiendo los mil y un ingredientes de la receta que nos pasó ese compañero de trabajo (que hace la hermana de su cuñado y que siempre sale), los tantos o más utensilios de cocina necesarios para llevarla a cabo, o la agilidad mental para descifrar las 25 líneas escritas a mano con una caligrafía digna del mejor de los licenciados en Medicina. No. Sinceramente. No tenemos tiempo para esto ni para mucho menos.

Sin embargo, ¿verdad que todos recordamos como un entretenimiento infantil aquel que consistía en ir siguiendo puntos, o números, uniéndolos con lápiz o con la vista, hasta llegar al final de la secuencia? Pues así de fácil es este libro de recetas que, si bien quizás a ti no te represente el escenario descrito en el anterior párrafo, puede necesitarlo y mucho un hijo tuyo, amigo, prima, hermano, suegra, cuñado o persona de compañía del género que corresponda.

La fórmula propuesta es sencilla, y consiste en ir siguiendo las flechas e imágenes dispuestas en la cara izquierda de cada receta (numerada en la esquina superior de esa misma página) y obtendrás al final del recorrido, y esta vez, sí que será así siempre un plato muy similar o incluso igual al de la página derecha. Casi, casi, en un único vistazo.

Y a través de tan liviana tarea, nos encontramos con (i) 20 sugerencias de entrantes -como el pastel de feta con calabacín y piñones, la ensalada verde con burrata o la velouté de calabacín con curri y queso fresco-, (ii) 47 ideas con carnes -como el tajín de cordero con peras y miel, el osobuco al limón confitado o el pollo a la vasca-, (iii) 46 propuestas con pescado -como el cebiche de abadejo, los bricks de sardinas o los calamares en salsa de coñac-, (iv) 47 recetas vegetarianas -como el americano mac&cheese o el risotto con pesto de rúcula-, (v) 30 postres -entre los que aparece la tarta Tatin de peras o el tiramisú con Marsala-, y por último (vi) 10 bebidas variadas -como el mojito, el vino caliente con especias o el café irlandés con cacao-.

En definitiva, un libro que aunque no reconozcas necesitar, bien por no tener una vida tan atareada o bien por arreglártelas incluso con bastante mérito en la cocina, no está de más tener como consulta y desde luego supone un excelente regalo para aquel que no haya sido agraciado con alguno de estos dos dones divinos.

 

‘La cocina sin bla, bla, bla’, AA.VV. de Larousse a la venta en La Casa del Libro, Fnac, El Corte Inglés, y demás librerías.

  1. abril 7, 2019

    Gracias por la recomendación de un libro práctico en la cocina. ¡Por fin!

  2. abril 7, 2019

    Lo apunto para proximo regalo! Parece interesante

  3. abril 7, 2019

    Tiene buena pinta, para los que no tenemos mucho tiempo para pensar qué cocinamos! Si tú lo recomiendas habrá que hacerte caso!

  4. abril 18, 2019

    Muy útil para las que tenemos poca idea de cocina 😉

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Logo_footer   
     © 2019 Lifestyle blog by Raquel Carrio

sigueme en: